jueves, 5 de mayo de 2011

EVOLUCION TECNOLOGICA

Diez años atrás, era impensable tener un teléfono celular con más memoria y capacidades que las computadoras personales de la época, con cámaras y programas que permiten manejar todos los aspectos de la vida de una persona. Dentro de diez años, el iPhone y los demás aparatos de su tipo serán antigüedades.



En la próxima década continuará la evolución de las computadoras y la internet y se producirán aparatos cada vez más rápidos y con más capacidades. Muchas más cosas contendrán sensores y computadoras que registran nuestras actividades, arman archivos digitales que aumentan nuestra memoria y nos ayudan a tomar decisiones y a procesar un exceso de información.
Se puede decir que esos son pronósticos exagerados. Es sabido que rara vez estos pronósticos se cumplen. Las predicciones a corto plazo tienden a dar por sentado que se producirán cambios muy rápidos y los pronósticos a largo plazo subestiman la posibilidad de un viro súbito y profundo.
Sin embargo, esta visión de aparatos interconectados que producen y filtran enormes cantidades de información son una progresión lógica de la web, de las computadoras y de los chiches que surgieron en la década del 2000.
Las computadoras del 2000 tenían una velocidad que es un sexto la de las de ahora. La iMac de Aple de 1999 tenía 64 megabytes de memoria RAM, que ayuda a cambiar de programas. La iMac de hoy es 60 veces más rápida. La vieja iMac tenía 10 gigabytes para almacenar fotos digitales y otros archivos. La de hoy tiene 500 gigabytes.
¿Recuerdan el discado? Otra cosa obsoleta. Hoy se impone la banda ancha.
Y la gente pasa cada vez más tiempo frente a la computadora. En Estados Unidos, una persona promedio pasaba 52 horas al mes en la computadora de su casa, según la firma Nielsen. Hoy pasa 68 horas.

Informacion mas detallada disponible para descarga en 

4 comentarios:

  1. felicidades!! es un tema muy relevante para la materia que estamos cursando!!!!

    ResponderEliminar
  2. Gracias por sus comentarios compañeros

    ResponderEliminar